¿Problemas con los ácaros?
Desinfección anti-ácaros
Servicio a particulares
Servicios a hoteles y residencias
Desinfección de colchones
Contacta con Urban Galicia
Urban Galicia
Spanish Catalan English French Galician German

Nuevo servicio de alquiler

Cañones de Ozono

¡Ozonizamos tu vivienda!

                                                         

¿DURMIENDO CON EL ENEMIGO? 

Según investigaciones, 2 millones de ácaros y sus excrementos podrían estar en tu cama incrementando el riesgo de sufrir alergias.

 

                             ¿QUÉ SON LOS ÁCAROS?
Ácaros

 

 

Son pequeños artrópodos que se alimentan principalmente de escamas humanas, por lo que tienden a encontrarse en lugares donde abunde esta comida, como colchones, almohadas o sofás. 

Producen hasta 200 veces su peso en heces fecales durante su vida, por esta razón, hasta el 20% del peso de un colchón de 4 años está compuesto de ácaros y sus heces fecales, las cuales contienen la sustancia alergénica "guanina", que es responsable de la alergia.

Desafortunadamente, el cubre-colchón no nos protege de estas micro partículas y ningún colchón está diseñado para lavarse con líquidos, lo que los hace antihigiénicos.

Imagine cuántos millones de ácaros puede haber en un colchón. 

El colchón es el lugar sobre el que dormimos, y por tanto debe conservarse limpio en los hogares, más que cualquier otra cosa. Si dormimos 8 horas diarias, pasamos una tercera parte de nuestra vida en la cama.

 

¿QUÉ HAY EN UN COLCHÓN?

 

 •Escamas de piel: el ser humano pierde hasta 1,5 gramos cada noche. Además de ser alimento para los ácaros, atraen bacterias que causan un desagradable olor en la habitación.
 •Sudor: el ser     humano pierde cada noche 1,5 litros de sudor por transpiración natural. La   humedad del sudor, así como sales y proteínas penetran parcialmente el colchón y permanecen allí.
•Moho: es un problema muy frecuente, especialmente en zonas de alta    humedad, casi invisible, se desarrolla por exceso de humedad y falta de ventilación del lugar.
 
 •Polvo: se va acumulando día a día penetrando en el colchón.

 

VER LA SOLUCIÓN

Búscanos en Facebook